Riesgos de ingerir bananas: Alergia

A pesar de las múltiples propiedades beneficiosas de ingerir bananas, como toda fruta o alimento, también existe una serie de riesgos en su consumo. En algunos casos, los riesgos vienen de manera natural, sin embargo, también existen riesgos ocasionados por ciertas enfermedades o el consumo de ciertos medicamentos.

  • Alergia. En muchos casos, la alergia a la banana se debe a sus proteínas y suele causar irritación en la boca, la garganta, inflamación, urticaria o inclusive, dificultad para respirar. En otras personas, debido a su contenido de fibras, puede ocasionar molestias y dolor estomacal. También puede llegar a ocasionar migrañas o dolor de cabeza. La alergia a la banana no es muy común, pero suele ser más común en niños y personas que sufren de otras alergias.
  • Por enfermedad. La predisposición a las alergias, así como el asma, se consideran factores de riesgo que propician la alergia a las bananas. Además de ello, también existe el problema del estado de maduración de la banana: las bananas muy maduras contienen una gran cantidad de azúcar, por lo que personas con problemas en el nivel de azúcar deben evitarlas o consumirlas más verdes. De la misma forma, las bananas muy verdes tiene mucha más fibra, por lo que las personas con problemas digestivos deben evitarlas. Igualmente, es importante monitorear el consumo si se tienen problemas en los niveles de potasio, como las personas con problemas de riñón.
  • Por tratamiento médico. De manera similar, las personas que tienen enfermedades del corazón o problemas de presión arterial y consumen beta bloqueadores (β-bloqueadores) deben monitorear su consumo, pues estos medicamentos suele producir elevaciones en el nivel de potasio en la sangre, lo que puede ocasionar daño a los riñones o incluso ser fatal si los riñones no funcionan propiamente para eliminar el exceso de potasio en la sangre.