Las bananas como reemplazo de las bebidas deportivas

Una de las mejores formas de reemplazar el uso de las potencialmente peligrosas bebidas deportivas energizantes es por medio de bebidas naturales. Entre las mejores opciones para reemplazarles, se encuentra una de las frutas más populares y fáciles de conseguir durante todo el año: la banana. Las bebidas energéticas suelen ser producidas con químicos, saborizantes y colorantes artificiales, mismos que mucha gente prefiere evitar.

El consumo de carbohidratos ayuda a los atletas a ejercitarse por periodos más extensos, de formas más intensas, así como a recuperarse más rápidamente después de la actividad física. Los carbohidratos son el combustible para los músculos, reducen el estrés fisiológico y reducen la inflamación posterior. Los azúcares son las formas más rápidamente digeribles para obtener estos carbohidratos, por lo que suelen encontrarse en las bebidas deportivas. Sin embargo, se ha comprobado que muchas frutas, como la banana, pueden proporcionar los mismos, o aún mayores beneficios que estas bebidas, sin los riesgos de los químicos e ingredientes artificiales que éstas contienen. Las frutas contienen un azúcar llamado fructosa, también conocido como levulosa, también encontrado en la miel y los vegetales este es un monosacárido es decir, un azúcar simple, lo que lo hace aún más fácil de absorber por el cuerpo a diferencia de por ejemplo la sacarosa o azúcar común que es un disacárido. Además de los azúcares de rápida absorción las bananas también contienen diferentes propiedades que ayudan a reducir la inflamación, reducen el estrés y mejoran el ánimo, además reducen la presión arterial y funcionan como diurético.

Sin embargo, algo que también ha impedido su expansión como la opción por excelencia para reemplazar las bebidas energéticas es su cantidad de fibra, pues el consumo en exceso de la fruta puede ocasionar efectos negativos en la digestión, especialmente cuando la fruta no está madura. Aún así las bananas siguen siendo una excelente opción para mantenerse la energía durante la actividad física, pues son prácticas, naturales y no son costosas.

Reply