El uso de las frutas exóticas en la cocina peruana

Una de las razones por las que las frutas exóticas del Perú son tan populares es su uso en el mundo culinario tradicional de este país. Muchas de las frutas son utilizadas para la elaboración de postres, sin embargo, muchas de ellas son sumamente versátiles.

Entre los usos culinarios más comunes elaborados con las frutas exóticas preferidas por los peruanos, y los extranjeros, se encuentras los siguientes:

  • Bocadillos, como fruta fresca. Aguaje, generalmente acompañado con sal; chirimoya, por su sabor delicioso puede comerse fresco sin ningún problema; pepino dulce, por su sabor suave; saúco y tumbo.
  • Ensaladas, como fruta fresca. Cocona, también conocida como el tomado amazónico; pepino dulce, mayormente en ensaladas de fruta.
  • Jugos, bebidas. Aguaje, se usa para elaborar jugos y licor de aguaje; cocona; guanábana, usada para elaborar bebidas tropicales y smoothies; maracuyá, usado para elaborar jugo, así como un ingrediente en diversas bebidas, incluyendo bebidas alcohólicas; noni, usado en jugos y té medicinales; saúco, usado para elaborar vino; tumbo, para elaborar jugos revitalizantes, generalmente procesado.
  • Helados. Aguaje, también con otros postres fríos; camu camu, también para elaborar yogurt; lúcuma, también en la elaboración de pudines; tumbo.
  • Postres varios. Aguaje; capulín; cocona; lúcuma, especialmente en pasteles; maracuyá.
  • Mermelada. Aguaje; camu camu; capulín; cocona; saúco; tumbo.
  • Otros. Cocona, usada también como ingrediente en las brochetas o anticuchos, y caldos.

Debido al clima mayormente cálido del Perú, no es de extrañarse con una gran cantidad de estas frutas sean utilizadas para la elaboración de bebidas refrescantes, helados, y postres fríos. Sin embargo, muchas de estas frutas deben ser procesadas de alguna manera para poder ser utilizadas de esta forma. De más de diez frutas, únicamente seis de ellas se comen frescas, por lo que, a diferencia de las bananas o las manzanas, se requiere saber cómo deben prepararse para poder consumirlas, lo cual contribuye enormemente a que estas frutas se consideren exóticas.