Así de fácil es bajar de peso

Tal parece que con el paso del tiempo, la obsesión del ser humano con el sobrepeso y cómo disminuirlo va aumentando. Día a día se publican o descubren nuevas medicinas, píldoras, dietas, o rutinas para obtener el peso ideal y la figura deseada.

Sin embargo, a pesar de que científicos alrededor del mundo dedican gran parte de su tiempo y presupuesto para encontrar la receta perfecta, bajar de peso y mantenerse en forma no es cosa de otro mundo. Incluso, si se tiene cierta responsabilidad y compromiso, lograrlo no debe ser complicado.

La verdadera fórmula perfecta para tener una vida y un cuerpo saludable ha existido desde siempre y se divide en dos ramas: una alimentación balanceada y mantenerse activo físicamente.

Una alimentación balanceada no necesariamente significa seguir una dieta estricta. Es recomendado alimentarse tres veces al día siendo el desayuno la comida más importante y abundante. El almuerzo, una ración suficiente y la cena, la comida más sencilla.

La alimentación debe de ser variada. Es importante ingerir carbohidratos, los cuales generan energía. Comer frutas pues cuidan la piel y brindan antioxidantes. Las proteínas estimulan el fortalecimiento muscular y las verduras aportan vitaminas y minerales.

Esto no significa que tienes que dejar de comer tus platillos favoritos, simplemente representa una nutrición completa. Tampoco quiere decir que “estás a dieta”, pues si alimentas tu cuerpo de manera responsable, aún puedes disfrutar las delicias gastronómicas que desees.

La segunda rama es tan importante como la primera. Una vida activa es vital para mantenerse en forma y saludable. Ojo, no tienes que inscribirte a un gimnasio o seguir una rutina diaria (aunque nunca es malo).

Mantenerse activo puede resultar difícil, especialmente con la vida laboral y las responsabilidades. Sin embargo, si puedes incluir caminatas u ejercicios aeróbicos o de pesas en tu vida diaria, tu cuerpo estará más que agradecido.

Para finalizar, es importante saber que una buena alimentación y la actividad física dependen de sí mismas.

Reply