¿Cómo se define la palabra “fruta”?

Las frutas son frutos comestibles que pueden obtenerse de diversas plantas, ya sena silvestres o cultivadas específicamente para la obtención de dichos frutos. Generalmente se consumen frescos, aunque pueden también ser cocinados, y suelen ser parte de diferentes platillos, acompañamientos o utilizarse para preparar bebidas.

La fruta es comúnmente definida como aquel fruto comestible de sabor generalmente dulce o ácido de propiedades altamente nutritivas, y que contiene una gran cantidad de agua y crece en árboles, arbustos y, en menor medida, plantas herbáceas o hierbas.

Sin embargo, incluso, hoy en día, la definición de “fruta” puede resultar problemática para muchas personas. Un ejemplo común de esto es el popular caso del tomate, que no es considerado como una fruta a los ojos de muchas personas, debido a que le dan un mayor peso a la creencia de que las frutas deben ser siempre dulces y usadas para la preparación de postres. A esto también se une el hecho de que muchos diccionarios no son demasiado específicos en cuanto a la definición, limitándose a proporcionar ejemplos.

Las frutas pueden llegar a clasificarse de varias formas dependiendo de A) El proceso de maduración: climatéricas, no climatéricas. B) La forma de consumo: fresca, seca. C) Las características del fruto mismo: Drupas, pomáceas, aquenios. Sin embargo, muchas personas clasifican las frutas por sus características generales que son fáciles de distinguir por el consumidor común: cítricas, del bosque, bayas, tropicales, secos, entre otros. Este último método de distinguir las frutas, sin embargo, no tiene mérito científico y suele causar confusiones.